José María Ponce: «Mi nueva situación física me aconseja tener una vida más tranquila, les pido su comprensión y públicamente anuncio mi dimisión como asambleísta de la FALP»

El laureado piloto grancanario José María Ponce acudió a la última Asamblea General Ordinaria 2024 de la Federación Interinsular de Las Palmas de Automovilismo, quedando desencantado y estimando que la mejor opción es la de dimitir.

Escrito de Ponce

EL PRESIDENTE DE LA FALP DA EL PISTOLETAZO DÉ SALIDA DE SU CAMPAÑA A LA PRESIDENCIA DE LA FCA

Esta apreciación nace del análisis del comportamiento durante la Asamblea del presidente Dominguez, su círculo más próximo y de los asambleístas de la FCA que representan a oficiales, clubs y deportistas en esa federación, y que vulneraron la independencia de la Asamblea de la FALPal, usurpando poderes para asumir compromisos, por tanto, traicionando la confianza del resto de asambleístas que no pertenecen a la FCA.

En la Asamblea tuve que decirle al presidente que debía leer el dictamen jurídico, que el mismo había solicitado a la Consejería de Deportes del Gobierno de Canarias que afirmaba que la FALP es soberana para tomas sus propias decisiones. De esta forma, los asambleístas podrían, si lo estimaban, ir en contra de lo que nuestros representantes de la FALP habían acordado sin nuestro consentimiento.

Después de su lectura inmediatamente entendí que, a pesar del documento y a pesar que el artículo 1 de nuestras Prescripciones Comunes no ofrece dudas a quien tiene las competencias, todos ellos habían pactado dejar al margen el dictamen que la propia FALP había solicitado y no pretendían cambiar nada.

¿Que podría justificar que un presidente y sus allegados asumieran restar poder y competencias a su propia federación?

A mi juicio, la anunciada dimisión del actual presidente de la FCA por el que Domínguez se ha puesto las pilas para posicionarse, a través de borrar cualquier punto de roce con el presidente Batista y así, hacer suyos los votos de los asambleístas que le apoyaron.

Hay que tener en cuenta que esas elecciones, al ser por dimisión cuando se convoquen, solo se elige la sustitución del presidente, pero los votos surgen únicamente de los actuales asambleístas de la FCA y de ahí, la tremenda importancia de hacer lo que sea necesario para agradar, porque se juega mucho si dimite como presidente de la FALP y no sale elegido en la Canaria, un serio revés en distintos apartados.

Tiempo al tiempo.

Al comienzo de la Asamblea, en el saludo e informe del presidente, algunos esperábamos que se disculpara, o al menos diera explicaciones de sus varios incumplimientos electorales de los que para no alargarme solo citaré tres.

El presidente comprometió:

1.- NUESTRO PROYECTO ENGLOBA A TODOS LOS DEPORTISTAS. QUEREMOS QUE ESTÉN REPRESENTADOS EN UN COMISIÓN QUE TRABAJE Y ESTUDIE EL CAMINO A SEGUIR EN LOS PRÓXIMOS AÑOS.

Realidad, ni siquiera convoca a sus propios asambleístas para tratar los reglamentos que van a la Asamblea de la FCA.

2.- GESTION EFICAZ Y TRANSPARENCIA

Realidad. En el portal de transparencia de la FALP nada puede verse, ni comprobar absolutamente nada.

3.- INTEGRACIÓN DE LOS DEPORTISTAS EN LA COMISIÓN DE SEGURIDAD PARA APORTAR TODOS LOS PUNTOS DE VISTA NECESARIOS PARA SEGUIR A LA VANGUARDIA EN MATERIA DE SEGURIDAD

Realidad.

El presidente es conocedor desde que fui capaz de hablar, de los graves errores en el auxilio que ocurrieron en el accidente de Carlos y mío en el Rally Islas Canarias y, pese a ello, no ha convocado de oficio esa Comisión de Seguridad para estudiar los datos y evitar que vuelva a ocurrir a cualquier otro compañero. He tenido que pedírselo públicamente en la Asamblea.

Datos, que también conoce perfectamente el presidente Batista y que tampoco ha convocado tal Comisión en su Federación, a pesar de solicitarlo incluso a través de burofax.

Llegados hasta aquí, desencantado con mis públicos apoyos a los actuales presidentes, que han perdido mi confianza, harto de la situación triste que sufre nuestro deporte, ahora me toca a mi pedir públicas disculpas a aquellos federados Deportistas que me dieron sus votos para representarlos en la Asamblea.

Mi nueva situación física me aconseja tener una vida más tranquila, les pido su comprensión y públicamente anuncio mi dimisión como asambleísta de la FALP.

Un abrazo para todos.

También podría interesarte
Deja una respuesta