El Rally de Suecia, cerca de un accidente fatal

Mucho se habla de las medidas de seguridad de obligado cumplimiento en las citas del Campeonato del Mundo de Rallys, pero en este arranque de temporada hemos visto como los milagros existen y que no ha pasado nada porque Dios es grande.

En el Montecarlo se vio claramente que las reglas y medidas de seguridad son para los demás, menos para la cita monegasca, donde las medidas más básicas son casi inexistentes, en comparación con tras pruebas del mismo WRC o del ERC. La afición estaba en el mismo borde de la carretera y los coches pasaban al lado de ellos, casi rozándolos. Por fortuna, nada ocurrió y nada hubo que lamentar, cosa de la que nos alegramos, pero, con las reglas en las manos, poco entendible. O es la misma para todos, o que viva la fiesta.

En el pasado Rally de Suecia vivimos una secuencia deja el cuerpo helado.  Uno de los participantes, con un Ford Fiesta Rally3, tiene que clavar frenos y rezar para evitar atropellar a un aficionado que estaba cruzando la carretera justo en el momento en que el equipo con la montura construida por M-Sport pasaba. La pericia del piloto, y la fortuna, mucha fortuna, evitaron un accidente que pudo ser fatal. Seguimos con la suerte de cara. y que dure…

También podría interesarte
Deja una respuesta